Aprenda a cuidar la pintura de su carro


intermaqnave
resp-5

QUE NO SE LE DAÑE EL BARNIZ

El barniz es un elemento asociado a la belleza, el brillo, a la estética de algo que consideramos bonito. Para conservarlo, se requiere de diversos cuidados, de mantenimiento y más si hablamos de la pintura de un vehículo, pues este dice mucho de cómo es su propietario.

Son tres capas de pintura las que todo carro tiene. La primera es la que se pone encima de la lámina de toda la carrocería y se llama base, que protege esta estructura de la corrosión.

La segunda es el color que se aplica para darle un toque estético al vehículo. La tercera es el barniz que le da brillo a toda la nave y es una pintura de acabado.

ENEMIGOS

Son varios los enemigos del barniz que deambulan por el ambiente y que pueden provocar daños irreversibles en la pintura. El sol y su gama de rayos, cuando un vehículo es expuesto frecuentemente a él, van parchando la pintura y hace que el color original pierda su tonalidad.

De otro lado, el polvo que se pega al carro con su arenilla, también es peligroso si no se retira con agua pues raya el barniz y deja unas líneas que se perciben fácilmente. Por otra parte, el famoso popó de palomas es el enemigo más peligroso de la pintura, pues contiene unos ácidos que se comen el brillo y llegan al color.

La recomendación aquí es quitar inmediatamente con agua o un trapo mojado esta sustancia y no hacerlo en seco o con la uña pues se raya la pintura. Si no se remueve, queda una mancha.

El agua es otro enemigo de cuidado, se acumula en las esquinas y con el polvo crean una especie de barro que se adhiere a la pintura. Por eso hay que secar bien luego de una lavada o de la lluvia.

MANTENIMIENTO

El primer consejo para mantener un barniz en buen estado es realizar un lavado del carro en lugares que utilicen las herramientas necesarias para ello. En otras palabras, que usen trapos de microfibra para acariciar su vehículo y champús especializados para carro que son neutros.

Esto último es muy importante debido a que en algunos lavaderos utilizan jabones o detergentes muy grasosos que se pegan a la pintura y se comen el barniz.

El segundo consejo es realizar con cierta periodicidad el tratamiento de la pintura, que consiste en echarle unos químicos que borran las manchas y le devuelven el brillo al barniz.

El tercero es la llamada “polichada”, con base en la aplicación de una cera y su remoción con una máquina.

Así se quitan micro rayones y es mejor hacerlo con máquina pues su velocidad y profundidad son ideales, en contraposición con la mano.

REPINTAR

Según Aldemar Tobío López, de VIP Car Center, si es necesario repintar una pieza de la carrocería hay que tener en cuenta varios aspectos:

Desmontar completamente la pieza para evitar manchar otras partes de carro.

Llevar el vehículo a un sitio especializado que utilice cabina de pintura que elimina las impurezas del ambiente.

Verificar que se utilice el código exacto de la pintura. El experto señala que un carro bien repintado recupera la apariencia original y le da vida, pero si el procedimiento quedó mal hecho, desvaloriza el vehículo.