Aprenda a fijar el precio de su carro


APRENDA A PONERLE PRECIO A SU CARRO

Es apenas lógico que el propietario de un carro, cuando quiere ponerlo en venta en el mercado del usado, busque siempre obtener el mejor precio por su preciado vehículo.

Casi siempre el valor que se recibe lo destina a comprar otro carro, bien sea nuevo o usado, y por eso la idea es recibir la mayor cantidad de dinero posible para apalancar la nueva compra.

Pero no siempre la valoración que hace el dueño del auto corresponde con la realidad del mercado. Como lo explica Diego Pino, encargado de compras en el concesionario especializado en compra y venta de autos usados Automax, los propietarios al momento de valorar su vehículo muchas veces aplican en este proceso una valoración sentimental, por lo que el carro representó para ellos, y que puede ser muy subjetiva.

Y aunque es normal que uno siempre valore sus bienes por encima de los demás y se justifique con frases como “es que este carro es muy bueno”, “como este carro no va a encontrar otro”,

El mercado tiene unos factores un poco más objetivos para darle a un vehículo su posicionamiento de precio adecuado. Y es claro que, aunque se trate de 2 carros de igual marca, modelo y año modelo, es posible que uno y otro tengan precios diferentes, con base en esas condiciones.

Depreciación

“El carro es un activo depreciable”, cada año de manera natural su valor disminuye, explica Juan David Jaramillo, gerente general de Automax Y esta depreciación depende de la rotación que tenga. En promedio esa depreciación es del 15 por ciento en el primer año. Para el segundo año está en un 10 por ciento. Y disminuye un punto porcentual en los siguientes años.

Otro factor que incide en la fijación del precio del carro usado tiene que ver con su estado estructural. Y ojo, no necesariamente una reparación del chasís tiene por qué afectar de manera importante el precio. Si la reparación se ha hecho de manera técnica, con los procedimientos y equipos recomendados para no cambiar las condiciones de la estructura, el efecto en el precio debe ser mínimo. También el estado de la pintura y las latas son un elemento que debe considerase para valorar el buen precio de un carro usado.

¿Cuánto recorrió?

Los kilómetros recorridos también son parte de los elementos que el dueño del carro debe evaluar, para acercar el precio que quiere pedir por su auto a un valor promedio del mercado para

Ese modelo. Señala Diego Patiño que, en el caso de los compradores en Medellín, existe una especie de tope de 100.000 kilómetros.

 Luego de este kilometraje, la venta de un carro usado se hace más complicada. Y el color también importa. Medellín es una ciudad que valora más aquellos carros con colores como el blanco, el plata o la gama de grises. Por su parte, los colores como el negro y el rojo son menos valorados. Y también el origen de las placas es un elemento importante Para tener en cuenta.

Carros con matrículas de Antioquia, del Eje Cafetero o de Bogotá son bien valorados en Medellín. Ya sabe que más que el corazón, el valor de su carro debe partir de la razón, para que lo pueda vender en el precio más adecuado.