¿Cómo alistar su carro para vacaciones?


intermaqnave
resp-5

REVISE SU NAVE LUEGO DE VACACIONES

Diciembre, junio y octubre son los meses en que muchas familias salen a darse unas vacaciones para aprovechar el receso estudiantil de niños y jóvenes. Si el medio escogido para viajar es el carro, aunque no es la regla, algunos conductores juiciosos le hacen una revisión técnica antes de salir. Así se van más tranquilos porque pueden evitar alguna varada en carretera y brindan mayor seguridad a los pasajeros.

Pero si se revisa antes de salir, ¿por qué no hacerlo al llegar de vacaciones? Además de alguna reparación eventual que deba hacerse, las altas temperaturas, el clima, el tipo de carreteras y la clase de conducción en periodos largos de tiempo le ocasionan un desgaste al vehículo. Por ello, es muy importante hacerle un ‘check list’ a varios sistemas, con el fin de constatar el estado en que se encuentran para evitar posibles varadas o accidentes.

Una cosa sí es fundamental: realizar los mantenimientos que el fabricante recomienda cada cierto kilometraje y que son de rutina. No espere al día antes de salir de vacaciones para hacer estos mantenimientos, pues le pueden salir costosos y descompensar su presupuesto. O, por otro lado, generar cambio en repuestos que necesitan un periodo de tiempo para probar que funcionen bien.

 A continuación presentamos un breve resumen de los sistemas que se deben revisar en un vehículo, luego de un periodo de vacaciones, para que así se garantice un funcionamiento seguro.

Sistema eléctrico

En este aspecto son fundamentales elementos como las luces (bajas, altas, direccionales, parqueo y freno), alternador y la batería. El inadecuado funcionamiento del primero ocasiona multas, según el Código Nacional de Tránsito, además de los peligros que conlleva circular en la noche o bajo la lluvia sin las luces adecuadas.

De otro lado, debe probarse que el alternador esté trabajando debidamente, que es el componente que carga la batería de energía. Y sobre esta última, hay que verificar que todas sus celdas cuenten con líquido en su nivel pertinente.

La pintura

Es frecuente encontrar en el camino que se realizan arreglos en vías, estilo repavimentación. En este proceso se emplea la brea, material de color negro con unas pequeñas piedrecillas. Cuando está fresco, este material se adhiere al paso de los vehículos, causando daños en la pintura. Esta sustancia es fácil de retirar con un poco de gasolina, ACPM o Varsol, frotando la superficie suavemente y luego agregando un poco de champú para vehículo.

De otro lado, también es muy común parquear en vacaciones el vehículo debajo de zonas rurales que poseen árboles donde anidan pájaros, cuyas heces también son nocivas para la pintura, debido a los ácidos que contiene. También es recomendable quitar inmediatamente esta sustancia, pues causa un deterioro acelerado de la pintura, provocando parches que van eliminando el brillo.