Cómo Funciona Un Automóvil Híbrido


TECNOLOGÍA. DOS MOTORES QUE SON ALTERNADOS POR UN COMPUTADOR SON EL FUTURO DE LA MOVILIDAD 

La tecnología va evolucionando y a su paso va transformando la vida de todos. Con el tiempo esos cambios se vuelven más accesibles para el ciudadano común y corriente. Eso ocurre con la industria automotriz que ya nos enseña lo que será el futuro: vehículos híbridos.

Esta tecnología es el paso intermedio entre los motores de combustión interna (que consumen gasolina o diésel) y los motores eléctricos que todavía tienen mucho que mejorar y desarrollarse. Conectar su vehículo a una toma en su casa o en una especie de estación de servicio para cargar las baterías será una realidad en algunos años. Mientras eso ocurre nos podemos ir preparando de la mano de los vehículos híbridos.

¿Por qué el nombre?

La denominación híbrido significa que el automóvil posee dos motores, uno de combustión, o también llamado térmico, y otro eléctrico. En este caso es el computador presente en el vehículo el que controla en qué momentos pone en marcha cada uno, lo cual le quita esa carga al conductor.

Los carros eléctricos tienen poca autonomía en cuanto a la duración de la batería, por lo cual no pueden hacer recorridos muy largos o prolongados. Esto debido a que no existe una infraestructura que les permita ser recargados en cualquier lugar que se necesite.

De otra parte, los motores de combustión son contaminantes del medio ambiente por sus emisiones y sus costos de operación están amarrados a los del petróleo y la gasolina.

Son el futuro

El vehículo eléctrico posee poca autonomía de funcionamiento, pues depende de la posibilidad constante de ser recargado. En un vehículo híbrido que cuenta con motor eléctrico y a combustión, un computador los alterna para una mayor eficiencia.

Los Motores híbridos

“La ventaja de estos vehículos híbridos es que entregan un menor consumo de combustible y un mejor rendimiento por kilómetro recorrido”.

Autotest

Se habla básicamente de tres clases de vehículos híbridos, según la prioridad en la operación del motor.

Clases de vehículos

  • Híbrido de serie: Aquí el motor de combustión no tiene conexión mecánica con las ruedas y solo funciona para producir energía que utiliza el motor eléctrico para mover el carro.

Existen variaciones aquí como los frenos regenerativos, recurso mediante el cual cuando se pisa el freno, el calor de la fricción produce energía que va a la batería para su almacenamiento.

  • Híbrido en paralelo: tanto el motor eléctrico como el de combustión les pueden dar tracción a las ruedas y generar la potencia necesaria para el movimiento; trabajan alternados. Cuando el vehículo se desplaza a bajas velocidades el motor eléctrico entra a funcionar, lo mismo que cuando se está en un taco donde se debe arrancar y frenar permanentemente.
  • Híbrido enchufable: El motor eléctrico cuenta con unas baterías que se recargan simplemente con su conexión a una fuente de energía.

Claramente el menor consumo de combustible y el mayor rendimiento por kilómetro recorrido son dos ventajas muy importantes de los vehículos híbridos, a lo cual se debe sumar la reducción sustancial de las emisiones contaminantes al medio ambiente.  Además el motor de combustión es más pequeño porque solo produce energía, lo que reduce el peso del vehículo y produce una ganancia en el tema aerodinámico porque genera menos resistencia al viento.

Según el ingeniero Ricardo Vásquez, de Autotest, quien compra un vehículo híbrido “tiene una verdadera conciencia ambiental y le interesa esta tecnología por las bajas emisiones que tiene”.

Estos vehículos ya han llegado al país, sin embargo, aparecen dentro del mercado de alta gama y con un precio elevado.

Ventajas

15 kilómetros es una velocidad muy baja a la que el vehículo híbrido pone en funcionamiento el motor eléctrico.