Cómo reducir los gases contaminantes de su auto


intermaqnave
resp-5

CÓMO CONTROLAR EMISIONES DE GASES

Recientemente fue noticia en Medellín una nube oscura que se  posó en el cielo producto de la acumulación de gases contaminantes. El fenómeno obligó a que las autoridades restringieran la movilidad de vehículos durante un fin de semana, para evitar una mayor acumulación de sustancias, con sus efectos nocivos para la salud pública.

Esta situación de urgencia ambiental trae a la mente una pregunta: ¿cómo se pueden reducir las emisiones de gases contaminantes provenientes de los vehículos? Varias respuestas se pueden dar, partiendo de un análisis del fenómeno para entender su funcionamiento, causas y posibles soluciones. Un análisis que aquí le presentamos.

Controles a motores diésel

Por el Valle de Aburrá es común apreciar volquetas, camiones y buses que lo recorren de norte a sur, sumando muchos kilómetros y dejando su fumarola negra. Esto ocurre debido a que son motores que consumen ACPM con tecnologías diésel de hace 30 años y que son productores de toneladas de gases y partículas contaminantes.

Existen retenes donde se controlan estos vehículos, pero no son suficientes frente al daño que causan al ambiente. Como en otras ciudades del mundo que ya han tenido problemas de contaminación más radicales, habría que hacer más controles y restringir la movilidad de estos vehículos por zonas donde haya mayor concentración de personas.

Buena afinación

La combustión en los motores no es un proceso perfecto, por lo cual existe la posibilidad que parte del combustible no se procese en su totalidad. A lo anterior se suma que si un carro no tiene una buena afinación de su motor o puesta a punto, el proceso de combustión no será el mejor, pues pedirá más combustible y sus emisiones también serán mayores.

Por ello es importante revisar en un carro: bujías, filtro de aire y aceite, la calidad del aceite, estado de las válvulas y tipo de combustible.

Material particulado

La segunda sustancia contaminante producto del proceso de combustión del motor es el llamado material particulado, que son partículas que, dependiendo de su tamaño, pueden respirarse y llegar a la sangre y provocar cáncer.

Estas partículas son las que comúnmente ensucian los carros cuando llueve, dejando unas líneas negras. Es el famoso ‘hollín’ que sale de los tubos de escape y es más visible en vehículos que usan ACPM como combustible para motores diésel.

Este material se eleva a la atmósfera, viaja transportado por el viento y se descarga de ella con la lluvia.

Estilo de conducción

De acuerdo con Vásquez, las emisiones de gases de un motor que va a 60 kilómetros por hora son las ideales porque este consume lo necesario de combustible para sostener su velocidad y solo usa el 20 % de su potencia. Sin embargo, velocidades por encima de ese promedio generan mayores emisiones contaminantes debido a que se necesita más gasolina y potencia para superar la resistencia del viento en su desplazamiento.

De otro lado, un carro que está detenido y prendido consume mucho combustible para mantenerse en operación, por ello los tacos y la falta de movilidad también son factores que contribuyen a una mayor cantidad de emisiones contaminantes. Esas podrían ser las razones por las cuales El Poblado, con todas las obras que se adelantan y que disminuyen la movilidad, es una de las zonas de mayor concentración de gases contaminantes.

Ojo con las motos

Las ventas de motocicletas en Medellín triplican las de carros, por razones tales como el precio, economía de combustible y su versatilidad para la movilización. A la par de estas ventajas, según Vásquez, estos vehículos transitan con motores de tecnologías viejas que todavía usan carburador y que son altamente contaminantes.

 Tecnologías que en otros países desarrollados ya fueron eliminadas como las motos 2 tiempos. Carburadores que son dispositivos que no pueden controlar eficazmente el consumo de combustible y por ende las posteriores emisiones. Una moto que tiene motor de 150cc con tecnología de carburador podría contaminar más que un carro de 1000cc.

Medidas a mediano y largo plazo

De acuerdo con el ingeniero Ricardo Vásquez, gerente de Autotest, la crisis ambiental evidenció que nos hemos acostumbrado a tomar medidas de choque, pero no a atacar el problema real, que son las emisiones y que requiere de decisiones de mediano y largo plazo. Una de estas medidas es tratar de concentrar a los pasajeros en los vehículos, es decir, motivar que más ciudadanos viajen en menos carros de servicio público o particular, pues es muy común ver hoy buses y automóviles con pocos pasajeros. A mayores automotores circulando, más emisiones y mayor contaminación.

Motores pequeños e híbridos

La tendencia mundial en la industria automotriz es la fabricación de motores más pequeños, de mejor rendimiento  y potencia. Esto va de la mano de la necesidad  de transporte o los recorridos que realice su dueño. Por eso, es muy importante que quien va a comprar vehículo sepa cuáles son las distancias que debe recorrer y sobre qué terrenos, pues esto le da la idea de qué tipo de motor necesita.

Hoy es frecuente ver camionetas y camperos que se desplazan solo en la ciudad, con motores de 2000 cc y 3000 cc y llevan únicamente a su conductor. De otro lado, las grandes marcas de vehículos han desarrollado motores híbridos o eléctricos, tratando de atacar el problema de las emisiones contaminantes, que se calcula un 30 % provienen de los automotores a nivel mundial.

Concentración de la movilidad

Por el Valle de Aburrá es común apreciar volquetas, camiones y buses que lo recorren de norte a sur, sumando muchos kilómetros y dejando su fumarola negra. Esto ocurre debido a que son motores que consumen ACPM con tecnologías diésel de hace 30 años y que son productores de toneladas de gases y partículas contaminantes.

Existen retenes donde se controlan estos vehículos, pero no son suficientes frente al daño que causan al ambiente. Como en otras ciudades del mundo que ya han tenido problemas de contaminación más radicales, habría que hacer más controles y restringir la movilidad de estos vehículos por zonas donde haya mayor concentración de personas.