Cómo se maneja una “mula” o camión


CÓMO CAMINAN LAS MULAS

Luego de 46 días, hace poco terminó el paro camionero que se llevó a cabo en varios departamentos del país, cuyas pérdidas para la economía fueron estimadas en más de $ 2 billones. Durante todo este tiempo los televisores y pantallas de computadores y dispositivos móviles se llenaron de camiones y mulas de varios colores que hacían filas interminables a los lados de las carreteras.

Quedó claro que en materia de carga y abastecimiento estos vehículos lograron paralizar el país demostrando por qué son protagonistas del desarrollo en Colombia. Pero… ¿sabemos cómo funcionan estos ‘ciempiés’ de las carreteras? ¿Qué poder tienen estos ‘monstruos’ debajo del capó para mover miles de toneladas todos los días? Por lo anterior, nos fuimos a investigar esas configuraciones técnicas básicas de las llamadas mulas, para entender sobre su funcionamiento y cómo caminan. Aquí les mostramos una fotografía básica sobre ellas.

Caja de cambios

18 marchas, las hay mecánicas (la más común) y automáticas.

Motor

Puede tener desde 425 caballos y un torque 1550 libra-pie.

Cilindraje

12.000 centímetros cúbicos en adelante.

Dimensión

7, 5 metros de largo en adelante, sin troques.

Llantas

Poseen entre 10 y 12 llantas con rin 22,5 pulgadas. Duran en promedio 140.000 kilómetros.

Combustible

ACPM, casi siempre con 2 tanques que pueden sumar 240 galones.

Mantenimiento

Las revisiones de mantenimiento comienzan desde los 10.000 y 12.000 kilómetros.

Velocidad

90 kilómetros por hora, según la norma es lo permitido. Sin embargo, pueden alcanzar los 140 km.

Licencia de conducción

C3 (vehículos articulados de servicio público).

Aceite

Utiliza en caja de cambios, diferencial y motor, en este último se usan 24 litros cada 10.000 o 12.000 kilómetros.

Capacidad

Se permiten 48 toneladas, sumando la cabeza de la mula, el tráiler y lo que lleve de carga.

Póliza de seguro

Depende de las coberturas elegidas, pero su precio puede comenzar alrededor de los $ 10 millones.

Precio

Se inicia aproximadamente en los $ 290 millones y puede llegar más allá de los $ 510 millones.

Cupo

Su valor está tasado en $ 92 millones.

LO IDEAL

Según Isabel Cristina Restrepo, de Navitrans, una mula debe contar con buen rendimiento de combustible, un diseño aerodinámico para tener menor resistencia al viento y reducir el consumo de combustible, tecnología de apoyo para el conductor y que no contamine al ambiente con sus emisiones.

Quien desee comprar este tipo de vehículo debe fijarse en aspectos que hacen la diferencia entre las marcas, según Fernando Zapata, de Kenworth de la Montaña:

El respaldo: es el servicio posventa que se presta en la red de servicios.

Calidad: frente al motor y al vehículo completo.

Confiabilidad: que luego de terminar la garantía el vehículo funcione adecuadamente y no comience a generar problemas mecánicos.

Reventa: que sea un vehículo comercial y se venda fácil más adelante.