Consultorio automotriz: 3 casos de problemas mecánicos muy comunes.


CONSULTORIO AUTOMOTOR

Llantas para piso mojado o seco

“A la hora de comprar llantas qué es lo ideal: para piso seco o mojado. Con los fenómenos de El Niño o La Niña, que son de mucho calor o agua, en las carreteras se reflejan esos climas. ¿Hay una llanta que sirva para los dos o es mejor comprarla preferiblemente para un solo clima?” Marta Restrepo Restrepo.

Los fabricantes hacen esfuerzos por tener llantas multipropósito. Una llanta convencional, con su labrado, es capaz de atender condiciones de piso seco o mojado. No es recomendable es usar llantas para terrenos áridos o rurales y luego usarlas mucho tiempo en regiones urbanas porque se desgastan de forma irregular, afectando el frenado y balanceo del vehículo. Además de que provocan mayor consumo de gasolina.

Por eso es recomendable saber cuál es la prioridad de los terrenos por los cuales se va a transitar con mayor frecuencia, para tomar la decisión de qué ‘calzarle’ al carro, pues una llanta convencional en terrenos fangosos no tiene ningún agarre.

Frenos que pitan

“Cuando piso el freno, mi carro pita y es un sonido agudo muy fastidioso. Hace un año le cambié los discos y las pastas, no tienen mucho uso. No tengo dentro de mis cuentas volver a comprarlos”, Diego Villegas.

El tema de los pitos al frenar es algo muy común. A medida que el tiempo y los kilómetros pasan, los discos y las pastas se van desgastando por el continuo rozamiento que ambos presentan cada vez que usted presiona el pedal del freno.

Esto ocasiona unas vetas, surcos o irregularidades normales en los discos. Puede ser que los discos necesiten una rectificación, que consiste en volverlos más planos, para mejorar su contacto con las pastas. Este sonido no tiene nada que ver con el líquido ni las bandas de frenos.

Con o sin aditivo

“Cuando voy a la bomba de gasolina, me dicen que si deseo echar aditivo porque eso limpia el motor y el carro tiene un mejor comportamiento. Si es cierto, cuál debo comprar y cada cuánto tiempo lo debo echar. Mil gracias por su respuesta. Natalia Aldana Restrepo”.

Un aditivo, en términos generales, es un mejorador de una propiedad especial o un corrector de un problema. En la mayoría de las oportunidades se usa un aditivo para mejorar el octanaje de la gasolina, en estos casos, es mejor comprar gasolina extra para que cumpla esta función.

 Lo anterior, debido a que no hay un consenso sobre qué cantidad de aditivo es la ideal para mejorar el octanaje y puede salir más caro tanquear con aditivo. De otro lado, hay que tener en cuenta que algunos aditivos que se venden poseen sustancias químicas que han sido vetadas en otros países por ser cancerígenas.