¿Cuándo realizo afinación de motor?


PUESTA A PUNTO DE SU CARRO

El desgaste normal del vehículo debido a su prolongado uso en el tiempo hacía que cada cierto kilometraje se tuviese que adelantar un mantenimiento importante que implicaba el cambio de varias piezas.

Un proceso llamado afinación de motor, que, además de repuestos, implicaba altos costos para el Bolsillo del propietario.

 Esta práctica se realizaba desde la época de los vehículos de carburador y de sistemas de encendido mecánico, y el reemplazo de piezas consistía en el cambio de los filtros, lavado y ajuste del carburador, cambio de platinos y condensador, reemplazo de bujías y cables, etc. Este procedimiento era obligatorio porque el carro perdía fuerza, potencia y comenzaba a presentar un mal desempeño progresivo en la vía.

Puesta a punto

Cuando llegan los vehículos de encendido e inyección por computador y todos los componentes electrónicos, esta llamada afinación completa desapareció así como todos esos elementos que debían ser reemplazados. En la actualidad ya no se habla de afinación, sino de “puesta a punto” del vehículo, que se realiza cuando está superando los 40.000 kilómetros en promedio.

Sin embargo, algunas de esas operaciones se conservaron, como es el caso del cambio de los filtros, como el de aceite, que se hace cuando se cambia el aceite. También desapareció otra tarea que consistía en el ajuste de las válvulas, pues hoy se hace de forma automática por medio de sistemas hidráulicos que antes eran mecánicos.

Revisión de manuales

En síntesis, un procedimiento que en el pasado era engorroso y que obligaba al cambio de varios repuestos hoy se circunscribe a los mantenimientos preventivos que el fabricante del vehículo estima en los manuales cada cierto kilometraje.

Una de esas intervenciones importantes es el cambio de la correa de distribución en aquellos vehículos que posean esta pieza, la cual se efectúa en promedio entre 40.000 y 50.000 kilómetros.

Antes también se hacía frecuente en la llamada afinación tocando el sistema de encendido y eléctrico, el cambio de bujías, las cuales hoy pueden llegar a durar hasta 100.000 kilómetros.

“Solo el fabricante en sus manuales es el que recomienda cuándo deben realizarse operaciones de mantenimiento”, señaló el ingeniero Ricardo Vásquez, gerente de Autotest. De no estar estos plazos y mantenimientos en el manual, debe llevarse el vehículo a los talleres del fabricante e indagar por estas operaciones preventivas que evitan daños considerables a futuro en el motor.

Pérdida de fuerza

Esta es la falla más perceptible en el automóvil y que indica que no se han realizado los mantenimientos preventivos necesarios en componentes como el filtro de aire y la bujía.

Un cambio que se siente al meter los cambios desde la caja y en la falta de respuesta efectiva cuando se acelera, pues el vehículo ya no se desplaza lo suficientemente rápido.

Mantenimiento preventivo

Hoy los sistemas de encendido con base en componentes electrónicos tienen la particularidad de ajustarse solos y así corrigen los desgastes que el motor pueda presentar con el paso del tiempo.

Existen fallas en el vehículo que pueden afectar levemente su desempeño y no ser perceptible por el conductor, por lo cual es tan importante realizar a tiempo los mantenimientos preventivos que el fabricante señale cada cierto kilometraje. No hacerlos implica daños posteriores que generan sobrecostos y posibles negaciones de garantías por parte del comercializador del carro.