Daños en cámara de combustión de su moto


intermaqnave
resp-5

EVITE PROBLEMAS DE COMBUSTIÓN

Si usted ha notado que su moto está como ahogada y que no responde bien al acelerador, puede tener daños en la cámara de combustión, que es el corazón de su vehículo. ¿Por qué? Allí ocurre un proceso mediante el cual se transforma el combustible y se convierte en la potencia que el motor requiere para movilizar la motocicleta. Los componentes de la cámara son pistón y anillos, cilindro, culata, bujía y aceite.

 Ellos atraviesan por 4 etapas para lograr una adecuada combustión: admisión, compresión, explosión y escape. En motores de 2 tiempos la etapa de admisión y escape varía, no tienen válvulas como tal y queman varias veces la misma mezcla que, además de aire y gasolina, posee aceite. Por lo anterior, son vehículos que emiten partículas muy contaminantes al medio ambiente.

Las enfermedades

El inadecuado cuidado de la cámara de combustión puede generar unas ‘enfermedades’ que ponen en peligro las piezas que la componen y generan una pérdida en el desempeño del vehículo.

Desgaste

En pistón, anillos y paredes del cilindro. Cuando hay desgaste como rayones y se escapa la compresión de la cámara, la moto pierde toda la potencia, no responde al acelerador y parece ahogada.

Daño en bujía

Este componente tiene un electrodo que se va acabando con el uso y cuando llega a su final no hay explosión y la moto ni siquiera prende.

Recalentamiento

Cuando entran impurezas como polvo a la cámara de combustión se crean depósitos de carbón y eso genera incremento en la temperatura. Esto puede llegar hasta fundir el aluminio del pistón.

Cambios en piezas

Los componentes de la cámara de combustión, con el tiempo y el uso, necesitan reparaciones o cambios definitivos así: La más fácil de cambiar de las piezas es la bujía cada 20.000 o 25.000 kilómetros. No hay que esperar a que se dañe completamente y se recomienda llevar la muestra para obtener otra bujía con las mismas especificaciones. Las bujías varían en su grado térmico o rosca y tienen que quedar en un punto exacto de la cámara.

Los anillos, dependiendo del mantenimiento, pueden durar entre 25.000 y 35.000 kilómetros. El cilindro tiene 3 formas de intervención por el uso. La primera es cambiarlo por uno nuevo. La segunda es rectificarlo, que es ampliarlo para borrar los rayones que pueda tener en su interior, y cuando esto ocurre, hay que cambiar también pistón y anillos.

La tercera es encamisar: hay cilindros que internamente tienen unas camisas y solo es retirar la vieja y poner la nueva. Aquí también deben ponerse pistón y anillos nuevos. Esta pieza, dependiendo de la moto y su uso, puede cambiarse entre los 30.000 y 50.000 kilómetros. La culata normalmente nunca se cambia, pero las válvulas sí deben ajustarse o cambiarse.