Descubre por qué Colombia no es productor de vehículos


intermaqnave
resp-5

COLOMBIA ENSAMBLA CARROS, NO LOS PRODUCE

Existe una equivocación en la calle cuando la gente habla de carros porque piensa que nuestro país los produce, cuando la verdad es que somos ensambladores. En Colombia existen plantas como las de Chevrolet o Renault que reciben piezas de autos provenientes de otros países, con las cuales se arman los vehículos.

Son ínfimas las partes de esos automotores ensamblados que se hacen en nuestro territorio, pues la otra opción de las grandes marcas de vehículos es mandarlos ya listos, lo que sale más barato que ensamblarlos o producirlos acá. ¿Entonces qué nos falta para ser productores de carros?

Según Ricardo Vásquez, gerente de Autotest, los criterios de las grandes marcas para invertir en una planta de producción son muchos, y Colombia no califica en ellos. Por un lado, esas empresas analizan el tamaño del mercado del país prospecto, es decir, cuántas unidades se venden. De otro lado, analizan los mercados de los países vecinos donde podrían exportar. También revisan los costos de materias primas, mano de obra, impuestos, proveedores, etc.

Mercado pequeño

“Nuestro mercado es pequeño con unidades vendidas al año que en promedio suman 320 mil carros y eso para una marca importante es una cifra muy modesta a la hora de pensar en construir una planta para producir carros”, señala Vásquez.

Según el mismo experto, una marca grande centraliza sus plantas de producción en diferentes países del mundo donde sus mercados son estratégicos por las unidades que venden. En esos lugares producen las piezas que envían a ensambladoras en otros países o les mandan el carro ya armado. Lo que hacen en las plantas colombianas es consolidar producciones de piezas que vienen de diversas partes del mundo.

Mazda se fue

La cifra de venta de carros el año pasado en Colombia fue de 283.380 mil carros nuevos según el Registro Único Nacional de Tránsito (Runt), con un descenso del 13% frente al año 2014. Esta caída en las ventas se debe a varios factores económicos como el creciente valor del dólar y las mayores  exigencias de los bancos para créditos de vehículo, entre otros.

Volúmenes como los anteriores, sumado a una competencia muy fuerte en el mercado y los costos elevados en materias primas, mano de obra e impuestos, obligaron a que Mazda (Compañía Colombiana Automotriz) cerrara en el país su planta de ensamble el año pasado. Y justamente, gran parte de estas razones son las que tampoco permiten que Colombia sea productor de carros, según Jorge Maya, jefe de ventas de Andar.

“Aquí no hay condiciones en Colombia para ser productores de carros debido a los costos altos en aranceles, impuestos, mano de obra, falta de incentivos tributarios y flexibilidad en contratación. Por esto no podemos competir con México, Argentina o Brasil, donde sus gobiernos están enfocados en apoyar que sus industrias automotrices crezcan y generen empleo”.

Los avances

El directivo de Andar señala que Chevrolet ha avanzado en producción de piezas para su planta de ensamble, pues hoy estampan láminas para sus vehículos.

Renault también presenta avances en algunas piezas que no son estructurales dentro de sus carros. Sin embargo, estos pasos no son representativos. Adicional a lo anterior, si pudiesen construirse plantas de producción de carros, tanto los vehículos listos como las piezas que exportarían a otros países deben enfrentar otras realidades que afectan su competitividad: acceso a los puertos por ausencia de redes de vías, inseguridad e inestabilidad de las políticas económicas.

 Así las cosas, Colombia seguirá ensamblando algunos carros en su territorio y vendiendo vehículos que provienen de países como Argentina, Brasil y México cuya industria automotriz en Suramérica es muy fuerte.