Infracciones de tránsito con peatones


intermaqnave
resp-5

PREOCUPA ACCIDENTALIDAD DE PEATONES

Las cifras son alarmantes: 4534 peatones en 2016 fueron los que resultaron heridos en incidentes de tránsito, de los cuales 126 fallecieron. Los números son preocupantes y hablan de una imprudencia mortal de los actores en la vía, de la cual tampoco se escapa el peatón, pues acostumbra leer, chatear o escuchar música a la hora de cruzar una calle.

Pero por otro lado, con estadísticas que son igualmente preocupantes, son cerca de 1543 personas mayores de 50 años las que aparecen como protagonistas de los mencionados incidentes, que no se deben precisamente a su imprudencia, sino a otras razones. Para hablar sobre la accidentalidad de los peatones y las medidas que se están tomando para solucionarla, entrevistamos al secretario de Movilidad de Medellín, Juan Esteban Martínez Ruiz.

¿Por qué el peatón es protagonista de tantos incidentes de tránsito en la ciudad?

“El peatón es el actor más vulnerable en la vía, pero eso no lo exime del cumplimiento de las normas de tránsito. Él debe cruzar por las esquinas, usar cebras y respetar semáforos. Los peatones hoy están altamente impactados por las motocicletas que juntan el exceso de velocidad con pasarse semáforos en rojo. A eso se suma el descuido del peatón que cruza vías viendo su celular, chateando o leyendo. El peatón también se ve expuesto por la invasión del espacio público, que lo obliga a circular por las calles, donde aumenta el riesgo de accidentalidad”.

¿Cuáles son las cifras de este problema y cómo lo tienen caracterizado?

“Durante el año pasado en Medellín, 4534 peatones resultaron heridos en incidentes de tránsito, de los cuales fallecieron 126. Del total antes mencionado 1543 fueron personas mayores de 50 años, lo que se relaciona con la velocidad con la que ellos pueden cruzar una vía, su capacidad cognitiva o posibles dificultades de visión. Pero eso no nos exime de ponerles toda la atención a los peatones en la ciudad”.

¿Qué medidas están tomando para solucionar esta grave situación?

“Tenemos una responsabilidad relacionada con el diseño de urbanismo táctico mediante nuevas formas de entender la ciudad y comportarse, por medio de una adecuada señalización vial en aquellas vías donde no hay. También hemos avanzado mucho en señalización de escuelas, cebras y en mejoramiento de semaforización.

Desde el control hay una tarea compleja que toma mucho tiempo y va ligada a una cultura ciudadana relacionada con la invasión de los andenes. Venimos trabajando en varios puntos de la ciudad con nuestro cuerpo de agentes de tránsito levantando los vehículos en las vías, porque se convierten en un tropiezo para el peatón, en pérdida de visibilidad y en ineficiencia en seguridad vial. Adelantamos gestiones con el Gobierno nacional mediante la Agencia Nacional de Seguridad Vial, para que nos dieran $ 4500 millones para implementar señalización en los puntos más críticos de la movilidad, que son como 10. El sitio más crítico es el centro de la ciudad donde vamos a mejorar la condición de los vehículos que circulan y que impactan directamente a los peatones. Todo lo que les hagamos a estos puntos críticos de circulación se va a reflejar positivamente en el peatón”.

¿Qué otros puntos han identificado de alta accidentalidad para los peatones?

“Algunas universidades las estamos mirando con lupa, como la UPB, Nacional y Eafit. Allí estamos haciendo un ejercicio de toma de información, de análisis de comportamiento de peatones.

 El volumen de personas presiona a cruzar las calles de manera acelerada y por eso necesitamos ver, además de la infraestructura y señalización que hay que hacer, qué otros elementos tenemos que utilizar para impactar positivamente la protección de los peatones”.