Las más vendidas


EL TAXI IDEAL PARA TRABAJAR

Hace algunos años los ciudadanos decían que el Valle de Aburrá se había inundado de taxis, para explicar la cantidad de manchas amarillas que había por todos lados. Como coincidencia, cuando la economía del país se desaceleraba, las ventas de taxis crecían debido a la oportunidad laboral que significaban. El tiempo pasó y estos vehículos siguen recorriendo las calles ofreciendo sus servicios a quien necesite desplazarse con agilidad y, tal vez, desee un poco de compañía. Si Antioquia es un territorio lleno de montañas y valles, ¿cuáles son los vehículos preferidos para nuestra geografía?, ¿cuáles son las marcas preferidas por los profesionales del volante?

El ‘top’ 5

Un estudio publicado por la Asociación Colombiana de Vehículos Automotores (Andemos) señaló que del total de carros que se vendieron el año pasado en el país, que fueron 253.698 unidades, los taxis representaron el 3,9 % de esa cifra. Es decir, estamos hablando de un mercado de millones de pesos, cientos de unidades y muchas marcas extranjeras que escoger.

Vale la pena aclarar que cuando decimos marcas extranjeras, también hablamos de Chevrolet y Renault, cuyos componentes son importados, y en Colombia solo se ensamblan, no se producen.

De acuerdo con la entidad ya mencionada, el ‘top’ 5 de las marcas más populares el año pasado por los dueños de taxis fueron: Kia, con ventas de 4041 unidades; Hyundai, con 2516; Chevrolet, con 1839; Renault, con 417, y Chery, con 415.

Los requisitos

Podría pensarse entonces que frente a semejante competencia las características básicas de un buen taxi deben tener en cuenta aspectos tales como la economía de combustible y mantenimiento y la comodidad. Atendiendo a lo anterior, las marcas presentes en el país presentan vehículos con motores desde los 1000 centímetros cúbicos (cc) hasta los 2000 cc, para servicio de taxi y con combustibles como la gasolina principalmente. Pero, buscando el ahorro, son muy frecuentes las conversiones a gas aun cuando se pierda mínimo un cambio de caja en potencia.

Además, son importantes la comodidad tanto del conductor como de los pasajeros, la cobertura de la garantía en tiempo o kilómetros recorridos y el precio del vehículo. En cuanto al mantenimiento, son fundamentales el precio y el fácil acceso a los repuestos, pues es bien sabido que la “para” de un taxi es plata perdida para el dueño y su conductor. Por ello, este también es un requisito prioritario a la hora de comprar un taxi, pues nadie se puede dar el lujo que una marca importada no tenga inventario para atender la reparación de un vehículo. Profesionales del negocio nos contaron lo que debe tener un taxi ideal para trabajar en el Valle de Aburrá.