Los Autos También Sienten


intermaqnave
resp-5

LOS AUTOS TAMBIÉN SIENTEN 

LOS SENSORES SON DISPOSITIVOS ELECTRÓNICOS QUE FACILITAN LA TAREA DE CONDUCIR

Los avances de la electrónica que han simplificado nuestra vida haciéndola más fácil, también han revolucionado el funcionamiento de los vehículos. Los sensores son un ejemplo de ello y han permitido que nuestro carro sienta lo que pasa en su interior y alrededor.

Esto ha llevado a elevar los niveles de seguridad en los vehículos, incrementar la comodidad en el manejo y volver más eficiente el funcionamiento de los motores. Un ejemplo de ello es lo que antes ocurría con el ventilador que evita el recalentamiento del sistema. En el pasado, éste era accionado por una correa que lo ponía a girar de forma permanente, luego esa función la desempeñó un termostato y, finalmente, la asumió un sensor que solo acciona el ventilador por el tiempo necesario para bajar la temperatura del motor y ahorrar combustible.

¿Qué es un sensor?

Según el ingeniero Ricardo Vásquez, gerente de Autotest, un sensor es un dispositivo electrónico que hace parte de un sistema compuesto de este elemento, un cerebro (computador) y un actuador. El primero mide unas condiciones al interior o exterior del carro y manda una información al computador, que toma la decisión de activar el actuador. Son alrededor de 60 sensores en promedio los que pueden estar instalados en un vehículo, los cuales cumplen diferentes tipos de funciones de acuerdo a su clasificación.

Son tres básicamente los tipos de sensores existentes en la industria automotriz:

Mando y regulación:

Estos dispositivos permiten el control de las acciones del vehículo, como por ejemplo el de ABS que cuando se hunde el pedal del freno, impide que las ruedas se bloqueen y mantengan su dirección.

Seguridad:

Estos elementos brindan tranquilidad a los ocupantes del carro. Algunos de ellos son ángulo del volante, aceleración, vuelco, presión, velocidad de ruedas, telemétrico, entre otros.

Confort:

Aquí los componentes regulan temas tales como viraje, calidad del aire, lluvia, parqueo, pendiente, entre otros.

Clasificación

Lo que hace un sensor es transformar información proveniente de fuentes químicas o físicas y transformarla en datos electrónicos que se envían a una centralita (computador) para que sean analizados con base en su frecuencia, intensidad y duración. Ejemplos de lo que se interpreta son los grados de temperatura del motor, la cantidad en las emisiones de los gases o las revoluciones del motor.

Cuando la información es procesada el computador toma decisiones activando dispositivos para solucionar problemas o le avisa al conductor, sobre alguna novedad que se esté presentando, para que él tome la decisión adecuada. Esa especie de avisos se manifiestan a través de leds en el tablero, imágenes o avisos en el vidrio frontal, vibraciones en el volante o sonidos a manera de alertas.

Funcionamiento

Estos dispositivos funcionan bajo condiciones muy difíciles tales como altas o bajas temperaturas, polvo y resequedad del ambiente, humedad, salinidad, campos electromagnéticos, entre otros aspectos. Sin embargo, de acuerdo con Vásquez, estos dispositivos electrónicos son muy sensibles también a cambios en la corriente de energía o inadecuadas conexiones. Como sus costos son elevados, este experto recomienda llevar el vehículo a revisión de sensores a talleres especializados que posean experiencia en el tema y cuenten con la tecnología adecuada para el diagnóstico de una falla en estos dispositivos.

Cuidados

“Lo que hace un sensor es transformar información proveniente de fuentes químicas o físicas y transformarla en datos electrónicos”.

60 a 70 sensores en promedio puede tener un automóvil hoy.

Los sensores de parqueo y proximidad de objetos activan los actuadores que son señales sonoras que brindan alertas al conductor.

Seguridad, comodidad y un mejor desempeño del motor son los objetivos de los diferentes sensores que están presentes en un vehículo.