Mantenimiento de una bicicleta


intermaqnave
resp-5

CONSEJOS PARA LAVAR SU “BICI” TODOTERRENO

Quienes están comenzando a “engomarse” con su bicicleta todo terreno y los fines de semana buscan áreas rurales para montar y disfrutar del paisaje, deben tener en cuenta que tienen que hacer un buen mantenimiento preventivo a su “caballito de acero.”

Las condiciones topográficas de las rutas son exigentes y difíciles por lo cual las bicicletas requieren de cuidados básicos para poder alargar su vida útil y así disfrutar de muchos kilómetros de esa pasión. Una de las operaciones más sencillas es el lavado de la bicicleta al regresar a casa, y en esto es fundamental, no postergar esa tarea por más cansancio que se tenga.

Según Andres Felipe Montoya de INcycling la operación de lavar por fácil que parezca, requiere de una técnica a seguir para evitar daños en algunas piezas. Aquí algunos consejos básicos para dejar la “bici” como nueva.

NO AL HIDROLAVADO

Es común que algunas personas luego de montar, lleven su bicicleta a lavaderos de carros para dejarla limpia. En esos lugares utilizan mangueras con agua que sale a mucha presión, la cual elimina grasas, lubricantes y dañan empaques. Por ello, no se aconseja esta práctica.

BAJA PRESIÓN

En contravía con lo anterior, es recomendable lavar la bicicleta con una manguera con baja presión de agua y usar detergentes suaves, sin componentes ácidos. No apuntar directamente a rodamientos. También se puede usar balde de agua y un trapito.

SIN QUIMICOS

Usar jabones o detergentes bajos en calcio, que no sean muy densos. También se puede usar champú que se retire fácil. No usar disolventes, tiner, acpm, gasolina ni Varsol. Estos químicos tienen un efecto devastador en bicicletas de carbono.

DESENGRASANTES

Estos productos se encuentran en el mercado, son biodegradables y muy volátiles, se secan rápido. Esta sustancia limpia el plato, cadena y los piñones de forma apropiada.

LUBRICANTES

Luego de secar la bicicleta deben usarse lubricantes como los cerámicos, para todo clima, básicos, entre otros. A la cadena solo se le echa una gota por cada eslabón. Vale la pena aclarar que la cadena debe estar limpia para este procedimiento, de lo contrario, el aceite se vuelve una capa conjuntamente con el mugre y causa daños prematuros. Hay lubricantes que duran entre 100 y 200 kilómetros.