Ojo Con Las Reparaciones De Latonería


intermaqnave
resp-5

OJO CON LAS REPARACIONES DE LATONERÍA

ANÁLISIS. UNA ADECUADA INSPECCIÓN TÉCNICA A UN VEHÍCULO USADO LE AYUDA A CUIDAR SU INVERSIÓN

Cuando se toma la decisión de comprar un vehículo usado, se deben tener en cuenta muchos factores para hacer una buena inversión. El mercado hoy está lleno de buenas ofertas en todos los segmentos y se pueden conseguir vehículos en excelente estado a un precio justo. Para ello, hay que saber revisar el candidato y uno de los aspectos centrales es la carrocería junto con el chasís.

Luego de un choque con otro vehículo o un golpe, los dueños de los carros desean que sea bien reparado y que vuelva a estar en óptimas condiciones. Sin embargo, algunos prefieren no invertir mucho en ello, sin tener en cuenta que cuando deseen vender su activo este va a perder mucho su valor si quedó mal reparado. Además, puede tener problemas para asegurarlo.

Desde Cesvi Colombia, Centro de Experimentación y Seguridad Vial Colombia, nos sugieren unos ‘tips’ para tener en cuenta con el fin de revisar si una carrocería está en óptimas condiciones.

La carrocería

Carrocería y chasís son el esqueleto que soporta las demás piezas de un vehículo. Por ello, su inadecuada reparación eleva el nivel de peligro en la conducción.

Aprenda a revisar

Si se remueven los empaques en el marco de la carrocería y puertas, se pueden identificar los puntos donde las piezas fueron soldadas, que deben tener una distancia promedio de 3 a 4 centímetros. Así se puede detectar si una pieza fue cambiada.

Puntos de soldadura

Este es un problema muy común cuando un vehículo está mal reparado, pues los espacios alrededor de la puerta pueden no ser iguales. Se tienen que mirar las puertas cerradas para encontrar si ellas sobresalen o están hundidas con respecto al resto de la carrocería. Hay que verificar si las bisagras presentan algún juego o sonido mientras funcionan.

Desalineación de puertas

Con un chorro de agua a presión aplicado al vehículo es fácil luego identificar las llamadas filtraciones que dañan los componentes eléctricos, tapicería y cojinería de un carro. Estos chorritos se meten por vidrios o uniones de la carrocería.

Filtraciones de agua

Cuando se cambian las farolas a veces no se ubican de forma adecuada en su lugar y se nota que a cada lado de ellas los espacios no son iguales con relación a la rejilla frontal, capó o laterales. Esto puede causar quema de bombillos, deterioro de cables o cortos.

Luces mal instaladas

Luego de un choque fuerte, las afectaciones en una carrocería pueden llegar a torcer o partir las puntas del chasís o dañar la suspensión. Por ello es muy importante llevar el carro a un taller de confianza, donde el alineador verifique si la dirección tiene alguna desviación, lo cual representa un peligro para conducir.

Verificación de alineación

Cuando se eleva el vehículo se puede adelantar una inspección por debajo para hallar huecos, golpes, abolladuras que aparezcan en el piso, sistema de escape, suspensión, tanque de combustible, entre otros.

Revisión de partes bajas

“Cuando no hay simetría en puertas, capó, baúl, tapas o paragolpes, es síntoma de que el vehículo se reparó y fue mal armado”.

Cesvi Colombia.