¿Para qué sirve el radiador en el motor?


QUE NO SE LE SUBAN LOS CALORES

Conservar la frescura de un ambiente, cuya temperatura está caliente, es la finalidad por la que las personas prenden ventiladores en la casa o accionan el aire acondicionado dentro del vehículo.

Sin embargo, dentro del motor, ese control de la temperatura recae sobre el sistema de refrigeración compuesto por líquido, el frasco que lo contiene, mangueras, radiador y ventilador.

Estos 2 últimos son vitales para la correcta operación del carro y así evitar el fantasma del recalentamiento. Pero hay que tener claridad de la función exacta tanto del ventilador como del radiador: no sirven para enfriar el vehículo, sino para mantener una temperatura adecuada de operación de todo el motor, es decir, no están solo para “refrescar”.

El radiador

El principio fundamental para la combustión de un motor es la transformación del combustible del vehículo en energía y este proceso genera calor, que es eliminado del vehículo a través del radiador. Esta pieza está sometida a una alta presión interna y cambios bruscos de temperatura. Por su diseño, debe ser de materiales delgados, para que haya transferencia de calor.

El radiador posee un tanque con aletas por las cuales evacua el calor hacia la atmósfera y, además, recibe las corrientes de aire que atraviesan el vehículo al circular, pues está ubicado en la parte frontal. Adicionalmente esta pieza recibe el líquido refrigerante que viene del motor y luego lo devuelve en un constante intercambio.

El ventilador

Es normal que algunos conductores tengan un buen oído y reconozcan ciertos sonidos en el motor de su vehículo. Uno de ellos es el que emite el ventilador, cuya misión vital es bajar la temperatura que se eleva por el calor que proviene del funcionamiento del carro. Es movido por unas correas o sensores eléctricos que lo prenden o apagan, según la necesidad, en periodos cortos de tiempo.

Algunos fabricantes de vehículos, cuando el carro se apaga, también cancelan todos los sistemas y hacen que el ventilador no reciba energía y por consiguiente no trabaje. Otros, por el contrario, al apagar el carro permiten que el ventilador siga funcionando para que baje más rápido la temperatura del motor. La contraparte del ventilador es el termostato, un componente cuya finalidad es elevar la temperatura hasta un nivel adecuado para el funcionamiento del vehículo.

Ojo con la aguja

 ¿Cuál es entonces el nivel adecuado de temperatura para el funcionamiento ideal del motor? El ideal es que la aguja de temperatura, que se visualiza en el tablero, se mantengan en la mitad: si se muestra por debajo de ese nivel, por encima o llega a la línea roja, existe un daño en el sistema de refrigeración.

Preocúpese si cuando usted prende el carro y el ventilador se activa, o lo apaga y este funciona durante un largo periodo de tiempo; estas son señales de que tiene problemas.