¿Por qué se recalienta el carro? Aprenda cómo evitarlo


intermaqnave
resp-5

¿POR QUÉ SE RECALIENTA EL MOTOR?

El recalentamiento de un motor no es culpa del vehículo mismo, sino de fallas atribuibles a su dueño. Aunque no es tan frecuente, aún vemos autos echando humo blanco y a su conductor con una botella de agua para echarle.

 Una elevada temperatura dentro del motor del carro que no se detectó es lo que da origen al recalentamiento. Este problema se debe a causas derivadas de un mal funcionamiento del sistema de refrigeración, compuesto de manqueras, radiador, líquido refrigerante y el frasco de expansión, entre otros. Este último es el que contiene unos niveles con palabras como “mínimo” y “máximo”, que siempre se debe revisar para llenarlo si lo amerita.

El proceso de combustión en un auto genera calor, que debe ser retirado para que se conserve una temperatura estable dentro del motor: esa es la función del sistema de refrigeración.

Fuga en las tapas

El radiador y el frasco de expansión contienen cada uno una tapa que está bajo presión.

Estos elementos están compuestos de materiales plásticos, metálicos y de caucho. Es común que los mecánicos quieran revisar los radiadores y les quiten la tapa, provocando daños en sus cauchos y resorte. Si esta tapa es removida, debe cambiarse inmediatamente, pues puede dar lugar a fugas. Igual comportamiento ocurre con la tapa del frasco, que también tiene una vida útil y puede presentar agrietamientos.

Agua por refrigerante

En el pasado se llenaba el frasco de expansión con agua, y aún sigue esta práctica. Esto lo puede desvarar una vez, pero no puede ser un hábito, pues el agua sola genera corrosión en las piezas metálicas dentro del motor, dando lugar a daños que generan recalentamiento. El líquido refrigerante tiene, entre sus funciones, controlar el calor y con sus aditivos, entre otras propiedades, previene el óxido. No sirve el agua ni cualquier líquido refrigerante, sino el indicado por el fabricante.

Fuga en las mangueras

Las mangueras que transportan el líquido refrigerante por todo el motor a una presión establecida son de caucho, material que con el uso, el tiempo y la temperatura tiende a cristalizarse, ponerse duro y como consecuencia se quiebra, generando agujeros por donde sale el mencionado líquido.

Adicionalmente estas mangueras deben ser flexibles, pues conectan al radiador con el motor, que se mueve, vibra. Si se revisan las mangueras, también deben revisarse las correas que giran a gran velocidad en elementos como bombas, ventilador y alternador.

Películas de seguridad

Existen señales que no pueden ignorarse y pueden avisarle que su carro se está recalentando.

– El llamado “cascabeleo”, como cuando usted tanquea con gasolina corriente y enfrenta una pendiente.

– Cierto olor a quemado que comienza a sentirse lentamente.

– Bombillo de color rojo que se enciende en el tablero.

– Si algo de esto ocurre, detenga inmediatamente el vehículo. Si continúa, los daños puede ir desde la quemada del empaque de la culata, luego la fusión de los pistones y un daño irreversible que da a reparada completa de motor.