Renueve el sillín de su moto


intermaqnave
resp-5

SIÉNTESE Y DESCANSE…

Manejar motocicleta es una de las sensaciones más placenteras, sobre todo cuando se va a “puebliar” y los recorridos son más largos que los habituales en ciudad. Para ello lo ideal es viajar cómodo, disfrutar el paisaje y descansar mientras se avanza cada kilómetro.

Y esto se puede lograr con un buen sillín, que sea ergonómico, que favorezca el descanso y que esté en buen estado.

La esencia de un buen sillín no está en su forma ni en el recubrimiento que posee, sino en la calidad de la espuma que tiene. Este componente es el resultado de la mezcla de dos químicos que se vierten  en un molde de metal que se sella para que luego emerja la espuma con la forma deseada. Existen espumas blandas y duras, y según Diego Martínez Orozco, de Tapivan, la más duradera y mejor es la dura, aunque al principio cueste un poco acostumbrarse a ella.

Un sillín de motocicleta cuenta con tres componentes: base de plástico, espuma y el recubrimiento que es el forro. Cuando un ocupante de la moto se sienta, el forro del sillín se deforma conjuntamente con la espuma. Este ejercicio, por el peso y con el tiempo, va cuarteando el forro y comienzan a verse pliegues que después se convierten en pequeñas grietas y luego pasan a ser rotos. En este punto hay que cambiar el sillín, para lo cual existen diferentes alternativas dependiendo del bolsillo y el estilo del dueño del caballito de acero.

Cuando usted necesite cambiar el sillín de su moto, se va a encontrar con dos opciones básicas: los originales que son iguales a los de fábrica y los personalizados. Los primeros tienen el forro liso o con algún grabado y vienen de una, dos o tres piezas.

Los segundos también vienen en varias piezas, poseen diferentes grabados y tienen diversos colores. Los grabados van encima del forro y su finalidad es evitar el desplazamiento de los pasajeros en una operación de frenado.

En algunas motocicletas que tienen el sillín liso, los ocupantes siempre se deslizan hacia el tanque, pues la inercia los lleva a eso.

Si usted elige personalizar su sillín, podrá hacer lo siguiente:

* Cambiar la configuración de su sillín, o sea, pasar de una pieza a dos o tres.

* Poner grabados en su sillín, si no los tiene, para evitar el desplazamiento.

* Poner figuras a los lados del sillín que expresen sus gustos y personalidad.

* Tapizar con colores los lados del sillín.

*En cuanto a figuras se refiere, las más comunes son logos de las marcas de las motos, tribales y escudos de los equipos de fútbol.

*Si hablamos de precios, en promedio en el mercado se puede encontrar cambio del forro desde $ 22.000 hasta $ 35.000, en materiales frescos y sintéticos que son imitación cuero.

*El cambio de una espuma cuesta entre $ 22.000 y $24.000. Si usted va remodelar todo sillín, le puede costar cerca de $60.000.

*Ya sabe entonces que la comodidad es la mejor inversión que usted puede hacer para disfrutar de sus viajes.

*La clave para un buen sillín en la moto es el estado de la espuma.

*Según los expertos, la que es blanda cansa más a los pasajeros y se daña más rápido.