Síntomas para cambiar tubo de escape


intermaqnave
resp-5

A MEJOR MANEJO, MENOS EMISIONES

El Valle de Aburrá acaba de pasar una alerta roja con base en la contaminación que llegó a niveles preocupantes. La acumulación de gases nocivos en la atmósfera obligó a los alcaldes de los municipios involucrados a tomar medidas drásticas de choque para conjurar la situación. No obstante, cabe la pregunta: ¿qué debería hacer el ciudadano para controlar las emisiones de su vehículo y contribuir al medio ambiente? La respuesta a la anterior pregunta se centra en dos aspectos: buen mantenimiento y adecuado manejo, controlando el uso del acelerador.

Es bien sabido por todos que los motores generan gases tóxicos por su proceso interno de combustión. Ya se nos informó que el 80 % de la contaminación existente proviene de las fuentes móviles, es decir, de los automotores. Esta situación en el Valle de Aburrá tiende a complicarse en el futuro próximo debido a que el 30 % de los vehículos nuevos que se venden anualmente en el país están en Antioquia, lo que se traduce en 25.000 a 30.000 unidades. ¿Qué hacer, entonces?

“A mayor presencia de azufre en los combustibles, mayor será la presencia de partículas 2,5 que son las más peligrosas”.

“Son tres los tipos de gases que produce un motor por su combustión:

CO2 (dióxido de carbono, CO (monóxido de carbono) y NOX (óxido de nitrógeno)”.

Uso del acelerador

Aquellos que les gusta andar a mil en la ciudad, entusiasmados con el acelerador, además de que ponen en peligro a otros actores en la vía, están generando mayores emisiones. Por ello, los expertos recomiendan desplazarse a una velocidad constante, prudente, para regular las revoluciones del motor y controlar las emisiones. De esta forma también se ahorra combustible. De otro lado, y en consonancia con lo anterior, mantener el vehículo quieto sin mayor movimiento genera mayores emisiones que si se estuviese desplazando. Así lo afirmó el ingeniero Ricardo Vásquez, gerente de Autotest, quien también señaló que por eso hoy se encuentran vehículos dotados con un dispositivo que apaga el motor cuando está quieto y lo enciende al toque del acelerador.

Los tacos y la falta de movilidad en algunas zonas del Valle de Aburrá hacen que las mediciones registren mayores índices de partículas 2,5, que son las más peligrosas, debido a que a mayor concentración de vehículos quietos, se quema mayor cantidad de combustible, pues el motor no está en movimiento. Así, además de exigirle a Ecopetrol que proporcione gasolina y ACPM de mejor calidad con mayores estándares internacionales, lo cual es una solución de mediano y largo plazo, también es importante que el ciudadano que posee vehículo sea responsable con él para que contribuya a generar menores emisiones. El cuidado del medio ambiente depende de todos.

Adecuado mantenimiento

Adicional a las revisiones periódicas que un vehículo está obligado a realizar por su garantía, con posterioridad es muy importante hacerle mantenimiento con regularidad y no esperar a que se presente una falla para visitar al mecánico. Mayores emisiones de gases tienen que ver con falta de mantenimiento en el motor y con mayores consumos de combustible. Tener un vehículo en óptimas condiciones tiene que ver, entre otras cosas, con:

Sistema eléctrico: Bobinas, bujías, batería.

Sistema de frenos: Pastas, líquido, discos.

Aceite: Cambio de aceite y filtro de aire a los kilómetros establecidos por el fabricante y con las especificaciones exigidas.