Sistemas de Frenos En Una Moto


Mantenga sus frenos seguros

La lubricación de la guaya del freno de mano es parte de ese mantenimiento preventivo que el dueño de la motocicleta puede hacer periódicamente.

Son dos los sistemas de frenos para motocicletas más comunes hoy en las motos de cuatro tiempos: tambor y disco. El primero de ellos está compuesto por una leva que se presiona y que acciona una guaya o cable que hace girar una zapata que se adhiere a la campana.

Este tipo de sistema no es muy eficiente para la acción de frenado, por lo cual se debe estar muy pendiente de su mantenimiento para evitar sorpresas en la vía.

La revisión periódica de este sistema de frenos puede desembocar en un mantenimiento sencillo que cualquier persona puede hacer:

*Realizar una inspección visual cada 5000 kilómetros.

*Lubricar el cable.

*Limpiar componentes.

*Desmontar las bandas para revisar al interior sus componentes, ya que su desgaste genera partículas que afectan la adherencia de la banda sobre la campana.

*Revisar estado de resortes, porque con su accionar diario van perdiendo la tensión.

*Es frecuente que con el kilometraje antes indicado ya deban cambiarse resortes y las bandas. El cable de la guaya dura más.

*Chequear que al usar los frenos sí se encienda la luz del ‘stop’, pues esto incide en la visibilidad que la motocicleta tenga en la noche.

*Revisar presión de aire en las llantas y la tensión de los radios.

Freno de tambor

Frenos de disco

La eficacia en el frenado de una motocicleta depende del estado de los frenos y la velocidad con que se transite.

5000 es el promedio de kilómetros a los cuales debe hacer mantenimiento con miras a cambio de piezas en sistema de freno de tambor.