Sistemas de identificación de un automóvil


LA CÉDULA DE LOS CARROS

Aunque existan lotes de carros de una misma marca y modelo, tienen su manera de ser únicos por medio de un código. Así como las personas tienen cédula de ciudadanía, los automotores tienen una numeración que les permite diferenciarse entre ellos.

“Todos los vehículos automotores tienen una identificación interna y una externa que les permite ser diferentes unos de otros. La que se ubica dentro consiste en el número de motor, uno de chasís y otro número de serie en la cabina. La identificación externa es la placa”, detalla el intendente jefe Dagoberto Franco Castellano, técnico profesional en identificación de automotores de la seccional de investigación criminal de Medellín.

La casa matriz es la que otorga las identificaciones internas. El tránsito donde se radique y matricule ese vehículo es el que le asigna el número de placa. Todos los vehículos de acuerdo a su marca y línea tienen su código interno en diferentes lugares.

Ubicación del código

Este número siempre se puede encontrar en una saliente del bloque del motor. Algunos son en alto relieve, otros en plaquetas de identificación elaboradas en aluminio, de acuerdo al fabricante y la marca del vehículo. La identificación del chasís, en la mayoría de las veces, se encuentra en uno de sus largueros. En el caso de los carros marca Toyota se puede encontrar en el larguero derecho, en la parte delantera, al lado de la llanta.

Esta numeración puede ser en sistema de punto o en bajo relieve. Muy pocos están hechos en plaqueta. “Hay un número de serie que identifica la cabina, que generalmente viene en una plaqueta de aluminio adherida con remaches o con unos tornillos característicos de la casa fabricante, otros tienen es un stiker de identificación que se encuentra en la cabina.

Algunos lo ponen en la parte de adelante, en el descansa capó, otros lo ponen en el panorámico, o en el tablero, otros lo ubican en el bajante de la puerta del conductor”, explica Franco Castellano.

Los delitos

Hay personas que se dedican a adulterar estos sistemas de identificación. Esto se hace por lo general con todos los vehículos hurtados para poderlos comercializar.

Hay casos en los que les transforman totalmente toda la numeración del sistema por medio de un regrabado que lo realizan en la parte superficial de cada una de estas partes para no dejar rastros.

Este proceso lo soportan con documentación falsa y le cambian el número de la placa. De acuerdo con el Intendente Edison Mauricio Marín Marín, del Centro de Investigaciones Criminológicas, se realizaron en 2015 un total de 1.244 capturas por uso de documento falso, falsedad personal, falsedad en documento público, y falsedad en documento privado.

“Los ladrones de vehículos son especialistas en regrabar los números de identificación que se encuentran en el chasis y el motor. Por eso, cuan- do se compra un vehículo usado la clave es llevarlo a la Sijin o a la Dijin, quienes realizan una revisión económica y garantizan que el carro no tenga problemas jurídicos, que las identificaciones de las partes no tengan adulteraciones y en general que se encuentre legal en la documentación. Luego hay que llevarlo a un taller de confianza para revisar su parte mecánica”, recomienda Tulio Zuloaga, presidente de Asopartes.

Adónde llevarlo?

La Sijín en Medellín presta el servicio de revisión de este sistema de identificación, de lunes a viernes de 8:00 a.m. a 5:00 p.m. En la página de la Policía Nacional se encuentran los requisitos para realizar esta supervisión. Una vez reunidas las condiciones, las personas se pueden comunicar al 441 38 34 para solicitar una cita y proceder al examen.

Esta verificación consiste en determinar si el vehículo no ha sido adulterado en sus sistemas de identificación, que sea original, que le corresponda a la placa que tiene, que la matrícula sea legal y le corresponda a este carro y que no tenga antecedentes judiciales.