Sugerencias para manejo en pendientes: subida o bajada


intermaqnave
resp-5

MITOS SOBRE MANEJO EN PENDIENTES

El olor a caucho quemado, cuando va bajando una pendiente en su vehículo, usted lo asocia con que algo está mal con el carro, que algo le falla, pero no sabe a ciencia cierta qué es. Pues ni más ni menos, es el sistema de frenos, compuesto por pastas, discos, líquido y bandas, el que es protagonista de ese penetrante aroma.

Lo más probable es que el vehículo esté desplazándose en neutra sobrecargando los frenos y de ahí el molesto y peligroso olor. Existen unos falsos mitos relacionados con la inadecuada conducción en pendientes, sobre todo en bajada, que afectan la seguridad del vehículo y sus ocupantes. Aquí los vamos a explicar.

Mito 1: desplazamiento en neutra

Existen conductores que dicen que es mejor bajar en neutra porque el carro se desplaza más fácil, va empujado por la gravedad, haciendo poco esfuerzo de parte del motor.

Esto es falso, porque el carro hace más esfuerzo para su desplazamiento, pues todos los sistemas continúan funcionando gastando gasolina y energía, especialmente los frenos, para poder controlar el peso de 1100 a 1500 kilos que posee un vehículo en promedio.

Mito 2: apagar el carro

Otros conductores más ‘creativos’ creen que apagando el carro ahorran combustible y no hay esfuerzo ni desgaste de piezas del motor cuando se baja una pendiente. Esta acción es la más peligrosa de todas, pues cuando se realiza, tanto los frenos como la dirección dejan de funcionar a plenitud, lo cual puede generar un accidente al no poder maniobrar con rapidez ante cualquier incidente.

Mito 3: poco uso de la caja

Los fabricantes de vehículos sugieren que un vehículo debe bajar una pendiente en el mismo cambio de la caja en que la subió. Sin embargo, algunos conductores no creen esto y suben en los cambios apropiados, como segunda o tercera, y bajan en cuarta y hasta en quinta.

Esta peligrosa maniobra genera un gasto adicional en los frenos, pues deben trabajar al máximo para quitarle velocidad al carro al bajar. Cuando esto ocurre, se genera un peligroso calentamiento del sistema de frenos producto de las altas temperaturas a las cuales lo obligan a trabajar porque la caja de cambios no le ayuda. Al ocurrir lo anterior, el paso siguiente es quedarse sin frenos, porque el pedal ya no agarra.

¿Qué es lo ideal? Una conducción que implique siempre el manejo de la caja como primera medida y luego complementar con los frenos de forma ocasional, no permanente.

Mito 5: manejo inapropiado

También existen 2 mitos equivocados para bajar una pendiente y están asociados con la forma de conducción. El primero se relaciona con que es bueno manejar pegado a la línea izquierda que divide 2 carriles. Esto es una tradición, pues en el pasado, sobre el margen derecho de un carril se acumulaba humedad, había alcantarillas o basura.

El segundo consiste en tener un estilo deportivo al conducir, lo que significa que se debe bajar cortando las curvas, para aprovechar al máximo el impulso del vehículo. Lo ideal es conducir por el centro del carril, no pegarse a ninguno de los lados, pues en la actualidad hay vehículos, como las motocicletas, que a veces circulan por esos costados peligrosamente.

Alineación y balanceo

Si durante un periodo de viaje por carretera el carro pasó por varios huecos o alcantarillas, es importante llevarlo a realizar un proceso de alineación y balanceo. Esos golpes que se reciben afectan la configuración del vehículo y pueden sentirse en la dirección.

Revise mangueras

El líquido de frenos es fundamental para el funcionamiento de bandas, pastas y discos. Por ello se deben revisar con periodicidad las mangueras, las cuales con el tiempo tienen a volverse duras y presentar grietas por las que el líquido se fuga.