Técnicas para repintar su moto


intermaqnave
resp-5

ESCOJA LA MEJOR PINTURA

Cuando se necesita pintar o repintar alguna pieza, el dueño de la motocicleta recurre a un técnico o al mecánico de confianza para que lo asesore. Normalmente se encuentran dos opciones: pintura líquida, que es la más común, o pintura en polvo. Cada una tiene sus pros y contras, que a continuación vamos a explicar. Ambas tienen técnicas de aplicación y terminado muy parecidas, sin embargo, difieren en las piezas en que se pueden o no aplicar, la tonalidad de los colores, los acabados y la adherencia.

Pintura líquida

Es la más usada en los talleres de pintura para motocicletas, por su fácil manejo, precio en los productos y la infinidad en posibilidades para entonación de colores. Por entonación de colores debe entenderse el procesamiento de la pintura con otros químicos para dar el punto exacto de un color.

Se aplica con una pistola y lo ideal es hacerlo dentro de una cabina de pintura y no al aire libre, como acostumbran algunos pintores más barateros. Según Santiago Duarte Lora, de JD Tecnicolor, este tipo de pintura es ideal para tanque y tapas de la moto, debido a que es muy fácil entonar el color y por las bellas tonalidades que se pueden alcanzar. Los acabados, como el brillo, se resaltan más. De otro lado, luego de golpes o choques, esta pintura líquida también se recomienda, pues es fácil darle el mismo color de la moto al de la pieza que debe repararse. Requiere de dos a tres manos de aplicación.

Pintura en polvo

Este tipo de producto también se llama electrostático, pues es una pintura en polvo que se adhiere a la superficie por medio de la electricidad. Esta pintura es ideal para partes metálicas como el chasís, tiene muy buena adherencia,

es económica, necesita de una cabina especial y permite ahorrar producto en cada aplicación. Sin embargo, los colores que se aplican no tienen la vivacidad de la pintura líquida. Este producto se recomienda aplicarse en superficies que tienen mucho roce o contacto, ya que no se descascara ni se pela con facilidad.

ETAPAS

Para aplicar ambas pinturas, el procedimiento normal que se emplea es el siguiente:

Pelar la superficie

Esta etapa se lleva a cabo con lija, chorro de arena, sumergir la pieza en químicos o soplete.

Limpieza

Aquí se busca dejar lista la superficie, libre de impurezas para que la pintura pegue adecuadamente.

Base

Este es un químico que protege las partes metálicas del óxido o la corrosión propia de los metales. En el caso de las partes que sean de plástico, se aplican otras sustancias para buscar una buena adherencia del color.

Color

Aquí, además de buscar el tono exacto del color, también se puede personalizar agregando figuras o efectos.

Brillo

Es la última capa que se aplica y es la que le da una mejor apariencia a la superficie.

Secado

Esta etapa se realiza, en muchas ocasiones, con hornos que aceleran el proceso.